Políticas y Protocolos de acceso: Nuestra forma de asociarnos a la artesanía y mercado junto a productores

Nuestro enfoque

En la Fundación Chol-Chol, creemos sólidamente en el impacto que el desarrollo humano puede generar en las personas, teniendo una visión global de los factores socio-culturales, económicos, y educativos implicados en cada territorio intervenido. Para hacer frente a cada problemática detectada, enfocamos nuestras iniciativas hacia tres áreas principales: Educación/Capacitación, Comercialización/Acceso a los mercados, y Creación de conciencia/Empoderamiento.

Educación y capacitación

A través de la educación y la capacitación, nos esforzamos en entregar a los artesanos las habilidades y recursos necesarios para gestionar de forma independiente la producción y el comercio justo de sus productos. Nuestras iniciativas educativas se centran en proyectos individuales financiados por subvenciones y donaciones externas, los cuales son proyectados por el equipo permanente y voluntario de la Fundación Chol-Chol.

A través de nuestros proyectos aspiramos:
– Impartir un conocimiento técnico-productivo y visión para los negocios
– Transmitir la comprensión de la cultura y el patrimonio a través del desarrollo textil
– Mejorar las condiciones de trabajo de los artesanos

Ejemplos de proyectos de educación incluyen: talleres para enseñar todas las etapas del desarrollo de productos textiles (recuperación del hilado, teñido, y tejido tradicional en lana de oveja), contabilidad básica y clases de negocios, implementación de un espacio físico independiente para el trabajo textil dentro del hogar de la tejedora, sesiones de intercambio de experiencias con otros grupos de artesanas mapuches y pehuenches.

Comercialización y acceso a los mercados

Históricamente, las artesanas mapuches han tenido que lidiar en contra de una venta informal, que muchas veces las lleva a vender sus textiles en las calles de la ciudad, o asistir a ferias locales de artesanía que no les generan un buen posicionamiento en el territorio. Ambas alternativas de venta son sacrificadas y dificultan dignificar la labor de mujeres rurales, en su mayoría jefas de hogar, cuyas responsabilidades de familia las llevan a ocupar la mayor parte de su tiempo en el cuidado de sus hijos, manejar los cultivos familiares, la ganadería, su alimentación, etc., Siendo la textilería una actividad complementaria  que normalmente se realiza con el ritmo que va permitiendo esta respetada forma de vida campesina.

Las distancias con las que deben lidiar las mujeres cuando necesitan acudir a los centros urbanos, se promedia entre 1 a 2 horas, y es común que el mayor recorrido se realice  a pie; que en muchos casos propicia un ingreso inconsistente, puesto que no puede existir una frecuencia en los viajes y los compradores informales buscan disminuir sus precios, dejando a estas mujeres sólo con una facción de lo que vale su producto.

La Fundación Chol-Chol, por lo tanto, ha creado un puente de comercio justo entre las artesanas y compradores locales, nacionales e internacionales, convirtiéndonos de este modo en miembros activos de la “Organización Mundial de Comercio Justo – WFTO.” Actualmente, tratamos de proveer un ingreso equitativo y estable para los productores asociados por medio de un soporte comercial permanente, pudiendo así elaborar conjuntamente convenios de trabajo que les facilite concentrar su tiempo en el cuidado de sus familias, la mantención de sus hogares, y la creación de productos.

Crear conciencia

En la Fundación Chol-Chol, buscamos promover y crear conciencia sobre la difícil situación de los productores artesanales mapuche y campesinos, tanto a nivel nacional e internacional. En Chile, todavía existen barreras discriminatorias que limitan sus capacidades para participar de la sociedad en general, por lo que nuestra labor se vuelve más necesaria. A nivel internacional, muchos programas de subvención y donantes ven a Chile como un país próspero, por lo que se van minimizando sus contribuciones y esto dificulta su libre acceso a los apoyos, teniendo que buscar constantemente estrategias de sostenibilidad basado en la venta de sus artesanías y disminuir el desarrollo de nuevas capacidades por la limitación de los recursos.